Mensaje del Jefe de la Guardia Nacional  Cristera en el Cerro del Cubilete

03 de Noviembre de 2013

A todos los miembros y simpatizantes de la Guardia Nacional Cristera, reciban de mi parte un saludo cordial.

Durante muchos siglos el mensaje de Cristo llegó a inspirar a toda la cultura humana, dando frutos admirables en todos los ordenes: las artes plásticas, la literatura, la arquitectura, la política. Todo el orden social estaba centrado en Nuestro Señor Jesucristo.

   Pero todo este ordenamiento humano, conocido como la Cristiandad, pareciera que hoy está a punto de desaparecer, para ser suplantado por el orden del enemigo, el llamado Nuevo Orden Mundial, el orden del anti-Cristo.

   Basta mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta que el orden político actual, (liberal-democrático-revolucionario) se ha convertido en el principal promotor de la corrupción y bestialización del hombre.

    Las peores perverciones conocidas, como el libre asesinato de bebés mediante el aborto, el homosexualismo, el suicidio, la eutanasia, el fraude, la usura, la traición a Dios y a la Patria, el despreciob del pobre, etc., todos estos crimenes, que siempre han sido condenados, hoy son alentados y promovidos por un sistema político, bajo el amparo de los llamados “derechos humanos”.

   Así es este tiempo, el que nos ha tocado vivir, tiempo de apostasía. Particularmente vemos a nuestra Patria sumergida en la corrupción, la violencia, y la inmoralidad, arrastrada por un sistema político ineficiente y corrupto.

   Bandas de criminales asolando regiones de nuestro País, legisladores ambiciosos dictando leyes perversas en contra de la voluntad del pueblo; gobiernos ineficientes, incapaces de gobernar y garantizar la seguridad de los ciudadanos. Políticos ineptos manoseando la educación pública, siguiendo el dictado de organizaciones extranjeras.

    Y todo nos hace pensar que los tiempos próximos serán peor.

    El estado ateo (laico), sigue proclamando leyes contra-natura y la educación de los niños sigue siendo liberal y anticristiana.

    El enemigo está centrando todo su esfuerzo en la destrucción de los ultimos reductos de la cristiandad, la familia, las organizaciones católicas y la Iglesia.

    Todo esto se presenta ante nosotros como un panorama desolador.

    Sin embargo, en medio de estas tinieblas debemos tener presentes las palabras de Nuestro Señor Jesucristo: “Yo estaré con ustedes todos los dias hasta el final de los tiempos”.

    Estas palabras de Nuestro Señor Jesucristo, que se nos presentan inundando todo con su luz, y que cada dia se actualizan, nos dan la seguridad y la fortaleza para permanecer fieles a Él.

    Ahora más que nunca es necesario que proclamemos públicamente nuestra fe en Cristo, es necesario que nos mantengamos fieles a nuestra doctrina y a la realeza de Nuestro Señor Jesucristo.

    Es urgente que nos preparemos mediante el estudio y la piedad para enfrentar los ataques del enemigo en contra de la familia y de la sociedad.

    Es necesario defender la educación católica al interior de la familia, fortalecer los valores que nos fueron heredados por nuestros padres y rechazar la falsa escala de valores que propone el estado liberal.

    Debemos saber que una correcta educación en los valores tradicionales y en la virtud, mantendrá a nuestros jóvenes alejados y libres de las bandas criminales que intentan esclavizarlos mediante el vicio y la violencia.

    Como decía el maestro Anacleto González Flores; hay que crear coraza.

    Proteger a la familia con el testimonio, la educación en la fe y la oración. Saber que frente al divorcio, la prostitución, el aborto, la depravación es posible el fortalecimiento de la familia católica, de acuerdo con el plan de Dios, esto es: prolifica, centrada en la autoridad del padre y construida sobre un amor verdadero, es decir, para siempre.

    Como miembros de la Guardia Nacional Cristera, es necesario que nos mantengamos fieles a nuestra doctrina y firmes en nuestra fe, amándola y defendiéndola en todo momento, como individuos y como organización.

    Por eso en esta ocasión quiero exhortarlos a la fidelidad y a la unidad; a permanecer unidos entre nosotros y unidos a Nuestro Señor Jesucristo y a la Virgen María.

    Dar testimonio de unidad, pues es este testimonio el que atrae a los demás; el que nos da fortaleza y nos identifica ante el mundo como verdaderos discipulos de Cristo.

    Reciban todos un afectuoso abrazo de mi parte. Que Dios los siga bendiciendo.

Ing. Felipe Domínguez López

Jefe de la Guardia Nacional Cristera 

Sursum Corda


diciembre 11, 2013 / Etiquetas: / Categoría(s): Noticias /
enviar por Email (Enviar por Email) Url: http://tinyurl.com/nrqdjw8

Contacto

Resuelve la operación: *

qrcode Escanea este código con tu teléfono para ver la página desde tu móvil!